La seguridad del juguete, un aspecto a tener muy en cuenta

Comprar un juguete puede parecer tarea fácil, pero… ¿qué debemos tener en cuenta? ¿La seguridad del juguete es evidente o bien puede ser que alguna pieza pueda provocar un accidente? ¿El fabricante es de fiar? ¿El pequeño va a aprender jugando? ¿Está bien de precio?¿Lo barato puede salir caro a la larga?

En este artículo te hablamos del factor más decisivo a la hora de comprar cualquier productos para niños: la seguridad.

La seguridad del juguete es esencial en el momento de escogerlo. Pese a que resulta bastante complicado que un artículo se salte los estrictos controles de calidad, siempre puede haber que se escapen de la legislación comunitaria.

«Los controles son muchos, pero no suficientes ni todo lo eficaces que quisiéramos. Aún así, no se registran prácticamente accidentes de niños con juguetes», afirma José Antonio Pastor, presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ).

La secretaria técnica de la asociación, Cristina Miró, advierte que «es muy difícil que un juguete ponga en riesgo la salud del niño», ya que la gran mayoría de las alertas de seguridad que lanza el Instituto Nacional de Consumo -órgano que tiene la competencia de retirar los productos que puedan ser perjudiciales para el niño- se producen por errores en el etiquetado. Fallos en las instrucciones, advertencias poco claras o errores en la edad indicada para el niño son los más comunes.

Para conocer las características, por tanto la seguridad del juguete, y saber el uso que se le debe dar, primero hay que leer la etiqueta, algo a lo que «estamos muy poco acostumbrados en España», afirma la experta. En ella se indica el rango de edad adecuado para el niño, las precauciones a tomar, dónde fue fabricado y las normas internacionales de calidad que cumple.

Pautas a seguir al valorar la seguridad del juguete que queremos comprar 

Tal y como hemos mencionado la importancia de consultar el etiquetado de los juguetes, hay otros factores que debemos tener en cuenta en ese importante momento de elección de los juguetes para los más pequeños. Aquí te listamos los fundamentales para asegurarte que la seguridad del juguete es óptima para que los niños jueguen y se diviertan sin preocupación.

  • El etiquetado

Presta atención a éste, el cual debe indicar el nombre del producto o marca registrada, quién lo fabricó, el importador o distribuidor, para qué edad es recomendado, instrucciones sobre uso y seguridad y cómo tu hijo deberá usarlo.

Debemos verificar que cumple las normas de seguridad, especialmente prestando atención al símbolo CE. ¿Y de qué se trata el marcado CE de un juguete? Tal y como nos explica la Asociación Nacional de Seguridad Infantil, es el compromiso del fabricante que cumple todas las normativas de seguridad del juguete de la UE. Esta señalización informa al consumidor del uso apropiado y de los riesgos que puede comportar su uso inadecuado.

Cabe mencionar que la normativa de seguridad de la UE es una de las más estrictas del mundo, de este modo podemos estar tranquilos de la seguridad del juguete si encontramos este símbolo en el empaquetado del juguete.

 

  • Juguetes para menores de 3 años

Es muy importante respetar la restricción de edad de los juguetes no recomendados para niños de 0 a 3 años: el motivo suelen ser las piezas pequeñas que pueden ser ingeridas o inhaladas. Debemos comprar los juguetes consecuentemente con la edad del niño con el que vaya a jugar con él.

 

  • Funcionalidad ignorada del manual de instrucciones

Existe una tendencia errónea a ignorar los manuales de instrucciones de los juguetes de nuestros pequeños. Tras valorar las recomendaciones, es importante leer las instrucciones de montaje y funcionamiento, y comprobar que funcione a la perfección.

Como ya hemos comentado, en España, no estamos acostumbrados a leer los manuales que acompañan al juguete, pero es altamente recomendable mirarlas antes de utilizar el juguete. De esta forma nos aseguraremos de que su hemos montado correctamente el juguete y que los niños lo utilizarán como es debido.

 

  • Pilas y baterías

Cada vez en mayor medida salen a la venta juguetes electrónicos o que dependen de una fuente de energía. Ésta puede llegar a comprometer la seguridad del juguete.

Es importante prestar atención a las instrucciones y advertencias de los cargadores de baterías. Algunos carecen de mecanismos para prevenir recalentamiento. En cuanto a las  pilas, también pueden ser causa de graves accidentes, por lo tanto, no permitas que tu hijo pequeño maneje pilas o adaptadores. También debes tener en cuenta que todas las fuentes de energía no pueden ser accesibles a la manipulación de los niños.

seguridad del juguete pilas

  • Música y sonido

Ver como los más pequeños disfrutan con sus juguetes musicales es precioso. Pero esta música y sonido también pueden llegar a ser perjudiciales para ellos. Debes comprobar la frecuencia del sonido, sobre todo si se tratan de juguetes para bebés, ya que no pueden estar expuestos a frecuencias superiores a 80 dB, puesto que podrían provocar daños auditivos.

 

  • La edad recomendada

Como ya se ha comentado, es importante comprar juguetes consecuentemente con la edad del niño. Debes respetar la evolución de crecimiento de tu hijo, favoreciendo así su aprendizaje e impulsar la diversión. Podrás comprobar de forma muy fácil la edad recomendada en el etiquetado de cada juguete.

 

  • Nuestro juicio también cuenta

En el momento de la compra también debes estar atento y observar tú mismo el juguete y los posibles peligros que puede conllevar. Debemos comprobar que todas las piezas que conforman el juguete cuentan con una sujeción correcta. De este modo puedes evitar futuros desprendimientos de las piezas al desgastarse con el tiempo. La seguridad del juguete puede perderse con el tiempo, por ese motivo es importante pensar en posibles deterioros que pueda sufrir.

 

Estas son tan solo algunas pautas que se deben tener en cuenta para cerciorarse de la seguridad del juguete para los más pequeños. Estadísticamente, el segundo factor que más influye en la compra es el precio. Sin embargo, no deberías dejarte influir por este hecho, ya que la compra de un juguete no es como una compra cualquiera. Los niños se pasarán horas y horas disfrutando y creciendo con ellos, por eso es tan importante elegir los adecuados.

Otro consejo que te proponemos en cuanto a la seguridad del juguete es que les acompañes en el juego. ¿Qué mejor manera de asegurarse que el pequeño juega de forma segura que haciéndolo con él? Y así tú también te puedes divertir y pasar un buen rato en compañía de los más pequeños.

Recuerda, todos los productos de BarcelonaKids cumplen la normativa y, ¡les encantarán! Descubre algunos de los más divertidos.

¿Con qué juguetes te quedas tú?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *